Primera constelación de muy alta resolución

Pléiades 1B entrega hoy su primera imagen. Colocado en la misma órbita que Pléiades 1A, à 180º, el satélite completa así la constelación que ofrece en adelante capacidades de adquisición con periodicidad diaria y muy alta resolución. 

Esta configuración única en muy alta resolución es la garantía de una calidad de servicio sin precedentes. Disponer de una imagen diaria de cualquier zona del planeta es primordial en ámbitos en los cuales se requiere la máxima reactividad. Cuando se produce una catástrofe natural o una situación de crisis, Pléiades es la solución perfecta para planificar intervenciones y operaciones de auxilio.

La periodicidad diaria ayuda además a detectar cambios en el menor plazo. Ahora, día tras día, se puede seguir el avance de la construcción de una obra civil o vigilar una instalación industrial o minera.

Contar con dos satélites no solo significa el doble de capacidad, lo cual es ideal para la cartografía de zonas muy extensas, que se pueden cubrir en la mitad de tiempo, sino que además también multiplica por dos las posibilidades de adquirir imágenes sin nubes.

Con productos de 50 cm de resolución entregados en un tiempo récord, distintos modos de adquisición de imágenes y esa periodicidad diaria, la constelación Pléiades refuerza las posibilidades de observación de la Tierra a nivel de detalle y posibilita la puesta en práctica de numerosas aplicaciones de precisión, como la vigilancia de instalaciones, el apoyo en caso de grandes catástrofes, la cartografía urbana o la gestión mejorada de los recursos naturales.

Primera constelación de muy alta resolución

Páginas relacionadas