Imágenes satelitales, el tsunami y Fukushima

Un año después del terremoto y el tsunami acaecidos en la costa este de Japón, el satélite Pléiades, operado por Astrium Services, ha adquirido una imagen en muy alta resolución sobre la central nuclear de Fukushima.

Pléiades y el seguimiento de las operaciones de limpieza

Adquirida casi un año después del accidente, la imagen Pléiades del 18 de enero de 2012 permite evaluar las obras que se están realizando en un lugar que se ha convertido en hostil para el hombre. El techo del reactor N.º1, que se había desprendido, está recubierto con una estructura blanca. El techo del recinto del reactor N.º2 no sufrió daños. Las operaciones de limpieza en los recintos de confinamiento N.º3 y N.º4 continúan con ayuda de unas grúas de color rojo. Se pueden ver las viguetas metálicas de los techos: las del reactor N.º3 explotaron, mientras que las del N.º4 se incendiaron.
 
A partir del anuncio del terremoto en Japón el 11 de marzo de 2011 y del tsunami que le siguió, toda la constelación satelital operada por Astrium Services se movilizó para respaldar las acciones de emergencia que se emprendieron en todas las zonas afectadas.

Spot 5 ante la emergencia

Los días 12 y 13 de marzo, el satélite Spot 5 adquirió imágenes de los 400 km de costa afectados por el terremoto y por el tsunami.
 
Estas imágenes satelitales cubren la ciudad de Sendai y tres centrales nucleares.
 
Se pusieron a disposición de la comunidad científica internacional.

Sendai, la ciudad devastada, y Go Monitor

Go Monitor, el servicio de vigilancia satelital de zonas estratégicas, observó diariamente durante siete días la ciudad de Sendai (1 millón de habitantes), devastada por el terremoto y el tsunami.
 
Los expertos de Astrium elaboraron sus análisis a partir de las imágenes del satélite FORMOSAT-2, con 2 metros de resolución.
 
Los informes diarios se pusieron gratuitamente a disposición de la comunidad de usuarios a través de https://www.go-monitor.com.

TerraSAR-X, inventario y evaluación geofísica

 

Durante tres meses, el satélite radar TerraSAR-X transmitió datos a las estaciones de recepción de Europa y Japón para evaluar los daños y seguir las evoluciones alrededor de la ciudad de Sendai.
 
Estos datos, adaptados a las evaluaciones geofísicas post-sísmicas, también se pusieron a disposición de la comunidad científica.

 

Ver también ...

Imágenes satelitales, el tsunami y Fukushima

Páginas relacionadas